Amor sin barreras

Basada en el clásico Romeo y Julieta de Shakespeare, Amor sin barreras toma la historia de amor trágico pero esta vez tiene como protagonistas a dos jóvenes de Nueva York que forman parte de pandillas callejeras rivales: por un lado los Sharks, conformada por inmigrantes procedentes de Puerto Rico, y por el otro los Jets, banda de ascendencia irlandesa, quienes se odian a muerte.

Todo comienza cuando María (Natalie Wood), hermana de Bernardo (Geroge Chakiris), líder de los Sharks,  entra al mundo social asistiendo a uno de los bailes organizados habitualmente por los puertorriqueños. Lo que no esperará nunca es encontrarse con Tony (Richard Beymer), ex miembro de los Jets con el que comparte un baile gracias al que se enamoran perdidamente.

A pesar de que saben que su amor es imposible, Tony se niega a renunciar a María y se encuentra con ella en el balcón de su departamento en el Bronx, reeditando la famosa escena en la que Romeo y Julieta se declaran mutuo amor. Deciden verse en secreto, pero todo empeora cuando Bernardo se entera del romance de su hermana con uno de sus enemigos, por lo que no acepta dicha relación y decide separarlos para siempre.

Como curiosidad puede destacarse que actualmente el papel protagónico de María en Broadway se encuentra en manos de la artista argentina Josefina Scaglione, al ser elegida directamente por el director  Arthur Laurents tras escucharla cantar en videos subidos en youtube. El papel de María le valió a la actriz argentina una nominación a los premios Tony como “Mejor Actriz Protagónica en un Musical”.

Para los amantes de los musicales, sin duda no pueden perderse esta adaptación al cine del musical creado en 1957 para Broadway gracias a una idea del coreógrafo Jerome Robbins,  y estrenado como película en 1961. Ganadora de diez Óscar, incluidos los galardones de mejor película y mejor director,  el musical  sigue tan vigente como hace cinco décadas atrás.