Comenzó la segunda temporada de HAVEN

Si de series flasheras se trata, Haven se pelea uno de los primeros puestos. No tengo la seguridad de si lo digo en un buen o mal sentido, pues como que aún no llega a convencerme de nada.

Está basada en “The Colorado kid”, libro del prolífico escritor Stephen King. Claro que, al momento de realizar la adaptación, se tomaron muchas libertades que hacen que poco y nada se parezca a la novela original.

El personaje principal de esta historia es Audrey Parker (Emily Rose), agente del FBI que llega al recóndito pueblo de Haven persiguiendo a un criminal. Poco a poco va descubriendo que sucesos extraños acontecen en el lugar, los oriundos de allí los denominan “los problemas” pues, al parecer, son parte de una segunda ola de acontecimientos inexplicables. Audrey se dedica a investigar la primera vez que ocurrieron y descubre una antigua noticia con el titular “Quién mató al niño de Colorado” que contiene la foto de una mujer llamada Lucy que se parece increíblemente a ella. Dado que es huérfana, sospecha que se trata de su madre y el hecho de que esté relacionada con “los problemas” la impulsan a quedarse en Haven y unirse a la policía del pueblo para seguir investigando tanto los fenómenos presentes como los pasados.

Contará con la ayuda de su nuevo compañero Nathan Wuornos (Lucas Bryant), quien fue afectado por “los problemas” cuando era niño y, desde ese momento, perdió la capacidad del tacto (o sea, podés cortarle los dedos con una motosierra y el tipo no va a sentir NADA). Pero ¡oh milagro! Audrey le toca la mano y él casi se hace pipí de la emoción al sentir un contacto humano luego de tantos años con la ya nombrada idiopatía. Su padre es el jefe de policía y parece especialmente preocupado por que los fenómenos borren poco a poco a Haven del mapa.

Un sospechoso “gavilán” ayuda numerosas a Audrey, su nombre es Duke Crockery aún no sabría decir si al final era de los buenos o no. Es interpretado por Eric Balfour, quien protagonizó recientemente el épico fracaso de “Skyline”, la película de invasión extraterrestre más aburrida y ridícula que he visto (encima parece que están pensando en hacer una segunda parte, Hollywood nos ampare!).

Volviendo a Haven, mientras los casos extraños se van acumulando, Audrey descubre que es especialmente buena relacionándose conlas personas afectadas (pueblerinos que adquieren poderes raros y los utilizan para matar o atormentar consciente o inconscientemente a quienes detestan), por lo que se vuelve esencial en la resolución de esa clase de casos. En el último episodio de la primera temporada, las sospechas de que Audrey sea en realidad Lucy se concretan cuando aparece en el pueblo una agente del FBI que se identifica como Audrey Parker, bajando el telón ante el WTF de los televidentes.

Sé que suena todo demasiado colgado de los pelos, pero así es la serie. Los efectos especiales son paupérrimos y nada resulta demasiado creíble ni siquiera adentro del universo sobrenatural de la misma historia, eso sin contar los innumerables errores de continuidad que uno advierte por doquier.

Pero lo peor de todo es que recién sale el primer capítulo de la segunda temporada y ya lo estoy por ver dado que, a pesar de que reconozco que es una serie bastante mala, quiero saber qué demonios son los “problemas” y cómo se originan. En fin, esta nueva temporada contará de 13 capítulos al igual que la primera y RUEGO develen algo antes de que la cancelen, pues si empieza a dar tumbos sin sentido como la primera dudo que muchos productores sigan interesados en continuarla.