3 comentarios

Teen Wolf, una de esas series tontas que nos atrapan

Para esos días de aburrimiento total en el que estamos en la duda metódica entre ver alguna serie/película ridícula o ponernos a estudiar algo por adelantado, he aquí una buena alternativa.

Probablemente nadie que pretenda mantener un cierto margen de dignidad se lanza a ver una serie que pasan por MTV (que, por cierto, tocó fondo con Valenmort, la única serie a la que decidí no darle ni una chance de seguirla luego de ver sólo 5 minutos), pero es un error.

Consiste en una nueva versión de la película Teen Wolf protagonizada por Michael J. Fox en 1985, pero es en cierto modo más oscura y sexy que la original. Gira en torno a Scott McCall (Tyler Posey), un adolescente común y feucho que es miembro del equipo de Lacrosse de su instituto pero nunca sale del banco de suplentes. Su mejor amigo Stiles (Dylan O’Brian) lo convence de aventurarse en el bosque en busca del cadáver de una joven que desapareció hace un tiempo en el pueblo, y son atacados por un ser desconocido. Scott es mordido y, a partir de ese momento, su vida da un giro de 180° al descubrir que puede transformarse en una mítica, inestable y peluda criatura: un hombre(cito) lobo.

Cobra fuerza, rapidez, garras, aunque por desgracia su cerebro de infradotado sigue siendo el mismo. Se vuelve estrella en lacrosse, lo cual despierta los celos de Jackson (Colton Haynes), el pretty boy de la escuela, y logra conquistar a la “chica de sus sueños”, Allyson (Crystal Reed). Claro que no todas son buenas para el insípido muchachito, pues muy pronto descubre que el padre de su enamorada es nada más y nada menos que un feroz cazador de hombres lobos que está determinado a capturarlo. En cuanto al lobo que lo mordió, su primer sospechoso es Derek (Tyler Hoechlin), pero el sexy  canino resulta no ser tan malo como aparenta.

Si bien el argumento en general suena bastante mediocre y trillado, lo bueno de la serie se debe a sus personajes. La pareja protagonista es aburrida, sus diálogos dan sueño y no despiertan simpatía, pero donde Scott tiene cero carisma, su mejor amigo Stiles se lleva todos los laureles. No sólo es inteligente en una manera no convencional (es hiperactivo, sarcástico y parece padecer el síndrome de Tourette en un nivel bajo), sino que además demuestra ser francamente divertido. Sus diálogos son realmente hilarantes y confieso haberme convertido en una pseudo hiena mientras veía la serie porque me acometían accesos de risa tonta que no lograba controlar.  

Punto aparte merece Derek, el bad boy de la historia. Su cara es extraña, medio animal, tiene algo salvaje… Y precisamente por eso es SEXY. Claro que los abdominales y bíceps súper marcados suman también, claro. Más allá de la destacable parte física, su personaje demuestra ser mucho más que el muchacho duro que parece en un principio.

Aun así, Derek no es el más lindo, pues Jackson es anatómicamente perfecto… Lástima que su personaje sea tan insoportablemente cobarde y arrastrado que uno no pueda apreciar su belleza. Y, para rematarla, es medio imbécil, el típico hueco que se cree genial por tener un Porsche.

Gran punto en contra son los efectos especiales durante las transformaciones. Pero no es tan grave dado que es el hilo flojo de toda película de hombres lobo, pues el paso de humano a bestia y viceversa siempre causa más risa que pánico.

Lo que más me sorprendió de Teen Wolf fue la calidad de las actuaciones, dado que todos los miembros jóvenes del elenco interpretan su personaje de una manera muy creíble. Cualquiera de ellos podría dar clases de llanto a Kristen Stewart (excepto Crystal Reed, pues cuando Allyson llora sobreactúa demasiado mientras una catarata de lágrimas le cae por las mejillas sin correrle el maquillaje perfecto). Y, lo mejor, es que son graciosos!

Espero haberlos convencido de darle una oportunidad a la serie, pues es realmente buena para rellenar esos huecos que quedan antes de ir a dormir. No hay nada mejor acostarse con una risa tonta atascada en la garganta para garantizar una buena noche (y, de paso, soñar con lindos lobitos).  

Se estrenó el 5 de junio y concluyó su primera temporada de 12 episodios hace un par de semanas. La segunda temporada ya está confirmada y se espera (ansiosamente) para el 2012. 

About these ads

3 comentarios el “Teen Wolf, una de esas series tontas que nos atrapan

  1. Excelente información, es muy clara. Ahora a trabajar

    Me gusta

  2. Jajaj me reí un montón con tu crítica…. xD
    La verdad se ve bastante bien, pero aún parece un poco típica… quizás le de una oportunidad porque me convenciste :)
    Un saludo!

    Me gusta

  3. Es MUY típica, pero vale la pena para pasar el rato. Al menos yo me reí mucho. Espero que te guste! (y que apoyes a Derek, claro está)

    Me gusta

Comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 709 seguidores

%d personas les gusta esto: