Hart of Dixie, serie para días negros

By Alexiel

Los lunes son el día más deprimente de la semana para el 98% de la gente (es restante 2% seguramente está conformado por personas extremadamente positivas o aliens que no conocen el calendario terrícola), por lo cual tengo una recomendación para terminar bien el día: ver Hart of Dixie, protagonizada por la pequeña belleza Rachel Bilson. Quien interpretara a Summer en la exitosa (y dramática) The O.C. y conquistara los corazones de la audiencia con su personaje aparentemente frívolo pero con latente ánimo ecologista, vuelve a la pantalla chica para endulzar nuestros lunes.

La doctora Zoe Hart es inteligente, bella, exitosa, con un novio y un futuro prometedor como cardio cirujana… Futuro que se cae a pedazos cuando, de un día para otro, su novio termina la relación de 6 años y, para rematarla. se le niega una beca de cirujía cardiotorácica. Ambas “fatalidades” tienen un sólo motivo: Zoe no tiene sentimientos por nada que no sea la medicina.

Como condición para recibir la beca se le impone un año trabajando como médica familiar, por lo que decide aceptar un puesto de trabajo que le ofreció un extraño anciano años atrás. Para ello se tralada al hirsuto, húmedo, poblado de gente tradicionalista y desagradable insectos y remoto pueblo de Bluebell, en Alabama, donde la recibirán con la misma alegría que provoca una invasión de marabuntas. Descubre que el anciano que le ofreció el empleo murió meses atrás, pero no sin antes dejarla como su sucesora en la clínica de la que era co-propietario. 

Una vez allí tendrá que lidiar con el otro co-propietario que parece determinado a expulsarla del pueblo aunque eso demande hacerlo a patadas, su hija Lemon (Jaime King) que logra ser uno de los personajes más molestos que he odiado (aún no sé qué me molesta más de ella, si su ridícula vestimente de los ’50 o su insoportable acento sureño) y la desconfianza del resto del pueblo que es poco dado a aceptar extraños. Claro que no todos son desagradables, pues el Alcalde de la ciudad (Cress Williams) se vuelve pronto su amigo y conoce a los dos galanes hombres que completarán el triángulo amoroso de la serie. Ambos son completamente opuestos, pues por un lado tenemos al divertido, desestructurado y aparente mujeriego Wade (Wilson Bethel, que podría ser usado para lavar ropa los domingos junto al río en su torso), y por el otro  a George (Scott Porter), apuesto abogado con el que Zoe comparte el amor por New York y numerosos intereses que los convierten en una pareja casi perfecta… Si no fuera por el hecho de que George es el prometido de Lemon.

A decir verdad, aún no puedo decidir por cuál de los 2 inclinarme, pues cada uno tiene cualidades que los vuelve adorables. George quizás tenga cierta ventaja por haber interpretado a Jason en Friday Night Lights, uno de mis personajes favoritos (lo cual me recuerda que, quien no haya visto esa serie, debería hacerlo, al menos las 3 primeras temporadas), pero de todas formas, están bastate empatados.

Hart of Dixie es una serie liviana, divertida, que sirve para relajarte cuando no tenés ganas de pensar en nada por 40 minutos ni de deprimirte con un dramón… Sobre todo porque se emite los lunes y, como ya dije, es el día en que nadie quiere ponerse serio. Así que los dejo con el trailer mientras me voy a ver el capítulo número 8 que sale esta noche. La temporada completa constará de 22 episodios ya confirmados por The CW, sólo me queda rogar que la renueven por algunas temporadas más para poder seguir a Zoe en la búsqueda de su congelado corazón (fin cursi de la nota).