Review: ‘Drive’

Película: Drive (Drive: Acción a máxima velocidad)

Director: Nicolas Winding Refn 

GuiónHossein Amini

RepartoRyan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Ron Perlman, Bryan Cranston, Oscar Isaac, Christina Hendricks, Tina Huang, Joe Pingue, James Biberi, Kaden Leos

Drive es la última película del director danés Nicolas Winding Refn. Basada en la novela homónima de James Sallis, publicada en 2005. Está protagonizada por Ryan Gosling y Carey Mulligan. El filme recibió el premio a mejor director en el Festival de Cannes.

Ryan Gosling interpreta a un conductor, de quien desconocemos el nombre a lo largo de toda la película. De día se gana la vida trabajando en un taller mecánico, bajo las órdenes de su jefe Shannon (Bryan Cranston); eventualmente realiza trabajos como doble de riesgo en producciones de cine, o simplemente oficia de conductor de huídas en actos delictivos, o situaciones por el estilo. El filme comienza justamente, con una de estas huidas por la ciudad de Los Angeles. Lejos de ser una persecución de autos, con explosiones por doquier, termina siendo pura táctica y lógica por parte del conductor, quien logra hacer su trabajo sin ser detectado por los oficiales de policía que lo buscan por toda la ciudad.

A medida que la cinta avanza, aparece Irene (Carey Mulligan), una vecina que vive en el mismo complejo que el conductor, tiene un hijo, a la espera de que su marido Standard (Oscar Isaac) salga de la cárcel tras cumplir una condena. Así, el conductor comenzará a involucrarse con Irene, en una relación totalmente alejada de los convencionales romances de película a los que estamos habituados.

No obstante, la tranquilidad no va a durar demasiado, al poco tiempo que Standard sale de prisión, se ve envuelto en un problema aún mayor, tiene una deuda que pagar, y para saldarla deberá realizar un trabajo para un grupo criminal, con lo cual su familia se ve amenazada. Pero el conductor decide ayudarlo para evitar que nada le suceda a Irene y a su hijo.

De a poco la historia comienza a buscar el conflicto que le hace falta para seguir avanzando en la trama, y vemos como el conductor comienza a involucrarse con una especie de mafia local, de la que no podrá zafar fácilmente. No seguiré adentrándome en la trama para no arruinar el final de la película, y además porque el desenlace de la historia es bastante particular.

No tengo grandes cosas para decir de las actuaciones, sino que están más que bien. El personaje de Gosling es un hombre silencioso, bastante introvertido, que no busca problema alguno, pero parece ser que los problemas siempre lo encuentran a él. Su inexpresividad y falta de entusiasmo son exasperantes, al punto que el personaje no produce simpatía alguna, y todo en su vida parece rutinario y aburrido, y esto Gosling lo logra a la perfección. Por otro lado, la actuación de Mulligan está bastante bien, no es la mejor que ha tenido, pero en su rol de una madre soltera, trabajadora y que hace lo que puede por proteger a su hijo, es creíble y está lo suficientemente bien. Probablemente la más comentada de todas, sea la actuación de Albert Brooks, como el jefe mafioso, dueño de una pizzería, cuyo rol de “villano”, si se quiere, está muy bien desempeñado a lo largo de la trama. Tan bien para algunos, que aparentemente está acechando la categoría de mejor actor de reparto en algunas premiaciones.

Si bien Refn logra una película para nada convencional, desde el comienzo hasta el fin mantiene una monotonía que, personalmente, quitó todo mi entusiasmo cuando termine de ver el largometraje. Hasta el día de hoy, me cuesta trabajo entender como algunos críticos han llegado a catalogarla como una “obra maestra”, o inclusive, decir que es la mejor película del 2011. Personalmente no comparto ninguna de esas apreciaciones, tampoco digo que sea una mala película, tan sólo hago hincapié en que no es nada del otro mundo.

Tal vez mi crítica se deba en parte a que no soy muy cercana a los trabajos previos de Refn, donde supone que indaga acerca de la violencia y el hombre, tal vez aquí hay un intento de eso, la película posee un par de escenas de violencia bastante crudas.  En fin, no me ha parecido para nada una película excepcional, no es pura negatividad, pero pasa sin pena ni gloria. 

  • Cony

    La verdad me llamaba la atención, pero al parace no es tan buena como esperaba…
    Muy buen trabajo, saludos 🙂