Review: ‘Tomorrowland’

Puntaje: 

Película: Tomorrowland

Director: Brad Bird

Guión: Damon Lindelof, Brad Bird, Jeff Jensen

Reparto: George Clooney, Hugh Laurie, Britt Robertson, Raffey Cassidy, Judy Greer,Kathryn Hahn, Lochlyn Munro, Chris Bauer, Tim McGraw, Paul McGillion, Raiden Integra

Nunca falta en el año esa película que promete mucho, sorprende con cada imagen, teaser, trailer, y aumenta cada vez más las ganas de que llegue a los cines. Cuando finalmente se estrena, puede que uno salga alucinado o preguntándose ¿qué acabo de ver?¿compré una entrada para ver ésto?Lamentablemente Tomorrowland encaja a la perfección con la segunda opción.

Pero para entender tal decepción, hay que ir al principio. Walt Disney presentó el plot oficial del film como una historia que gira en torno a una brillante adolescente llena de curiosidad científica y un ex niño genio inventor, cansado y desilusionado. Juntos, se embarcarán en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar que existe en algún lugar del tiempo y el espacio al que conocen como Tomorrowland. Hasta este punto parece bastante interesante, sobre todo si a la descripción se le suman las imágenes futuristas que la productora brindó como adelanto.

Tomorrowland- Frank & AthenaAhora pasemos a los hechos. La cinta nos introduce, en un viaje hacia 1964, a Frank Walker, un niño ávido de sueños que decide presentarse en una feria científica celebrada en Nueva York. Por cuestiones de casualidad – o destino- se cruza con Athena (Raffey Cassidy), una niña que cree en sus sueños y lo conduce a Tomorrowland, un lugar salido del futuro en el que no existen barreras para la imaginación. Una vez en el presente, nos encontramos con Casey Newton (Britt Robertson), una joven con mucho ingenio que se niega a aceptar que la realidad mala del mundo no puede cambiarse. Esta actitud de jamás bajar los brazos, hace que llegue a sus manos un misterioso pin que la transporta a la misma ciudad en la que años atrás estuvo Frank, por lo que decide embarcarse en la misión de llegar a ese lugar.

Hasta ese punto no hay nada reprochable en la película. Las imágenes de Tomorrowland sorprenden y Robertson interpreta a una Casey graciosa, que genera bastante empatía con el espectador. Pero todo queda ahí y la historia entra en un terreno pantanoso del que parece no poder salir. Por un lado tenemos a Athena, todavía niña, que reaparece buscando a Casey y, una vez con ella, la pone en contacto con Frank Walker en versión adulta (ahora interpretado por George Clooney). Por el otro, vemos a un séquito de robots que van a la caza de la joven y la niña a causa de un motivo que se tarda bastante en explicar, siguiendo órdenes del Gobernador Nix (Hugh Laurie).

Tomorrowland- park picSin necesidad de contar exactamente qué es lo que sigue pasando en la cinta, se puede decir que en el momento en el que la historia debería despegar y responder todas las preguntas que se van generando desde el comienzo, se da inicio a un hundimiento inminente cual Titanic en el Atlántico (o peor). Descubrimos quiénes crearon Tomorrowland, pero incluso en el universo de sci-fi presentado, resulta todo bastante inverosímil, porque llegan los créditos y nunca se supo dónde se encuentra ese lugar, mucho menos cómo se construyó.

Lo que se puede rescatar del film es la creación de un concepto artístico perfecto, con efectos visuales que no decepcionan. En cuanto a las actuaciones, Robertson y Cassidy son las que más destacan, aunque es una lástima que no se haya explotado más el personaje de Casey, ya que poco logramos ver sobre su gran capacidad de ingenio de la que tanto se habla. Un punto que quisiera obviar y no puedo, es la relación entre Frank y Athena. Que en la versión joven lo muestren como un niño enamorado de esa exótica nena futurista es entendible, pero que luego lo presenten como un hombre en sus 50, todavía despechado y dolido por esa misma niña, resulta bastante perturbador, e incluso hay un momento en el que se llega a pensar que la relación entre ellos va a tocar el límite con la pedofilia. Mala movida por parte de los creadores de Tomorrowland.

Tomorrowland- Casey- Frank- NixSin importar si la culpa recae sobre su director, Brad Bird, o el trabajo de los guionistas, la realidad es que la cinta termina y no deja nada. Se entiende que estamos ante un producto de Disney, que ha querido honrar a todos aquellos soñadores en la historia mostrando un mundo en el que siempre tendrían lugar y serían aceptados sin reproche alguno, pero el modo de plasmarlo en la pantalla grande no fue bueno. Tomorrowland nació de una visión que tuvo Walt Disney, que lo llevó a construir un parque temático con dicho nombre. Tal vez lo mejor hubiese sido dejarlo como el gran sueño de su creador y que nunca se plasmara en una película.