Las mejores series de 2017

Mucho podemos decir de este año que ya casi se termina, pero lo que sí podemos afirmar rotundamente es que fue un año excepcional para la televisión. Una vez más me encuentro diciendo que la pantalla chica sigue superando al cine.

Nos encontramos con una variedad de géneros e historias para todos los gustos. Drama, comedia y sci-fi son algunos de los que más destacan, pero sin duda que hay de todo.

Sin duda que van a quedar algunos títulos fuera de este listado, pero acá van mis diez mejores series del año.

10. Black Mirror

Este año la magnífica creación de Charlie Brooker pasó a manos de Netflix. Al igual que sus dos previas temporadas, Brooker sigue indagando en el lado más oscuro y retorcido de nuestra relación con la tecnología.

Relatos que nos muestran y confrontan con una posible realidad que por momentos se torna terrorífica. Historias complejas, excelentes actuaciones y giros completamente inesperados.

La serie vuelve por más con el estreno de su cuarta temporada el viernes 29 de diciembre.

 

9. GLOW

Esta serie logró algo que pocos podían imaginar: el éxito de un show de lucha femenino. La premisa principal gira en torno a un decadente director cuyo principal objetivo es hacer un programa de lucha de mujeres. Cuando nadie está dispuesto a dar un centavo por la idea, un singular grupo de féminas se pone a la cabeza de este pequeño proyecto.

Sin embargo, la principal proeza no cae en la historia misma, ni en el perfecto retrato ochentoso que nos ofrece, sino en la construcción de cada uno de los personajes. Casi que podríamos decir que es uno de los pocos programas que entendió lo que es la diversidad y lo ejecutó a la perfección.

Con una segunda temporada confirmada y en camino, esperemos que GLOW nos siga deleitando con la misma riqueza de sus personajes.

 

8. Legion

Cuando se anunció este spin-off de los X-Men, todos teníamos una idea de qué esperar. Pero no podíamos estar más equivocados.

El showrunner Noah Hawley (creador de Fargo) puso toda su atención en el personaje de David Heller, un joven con aparentes problemas mentales encerrado en una institución psiquiátrica, que pronto aprenderá que sus problemas no son tales, sino que tiene poderes.

Desde el primer episodio la serie nos ofrece excelentes actuaciones de sus protagonistas Dan Stevens y de Aubrey Plaza; y una puesta en escena realmente surrealista que pocas veces hemos visto en la pantalla chica. Legion abrió la puerta de todo un nuevo universo mutante que dan ganas de seguir explorando.

 

7. Alias Grace

Este año Margaret Atwood vio dos de sus novelas llevadas al formato de serie. En esta oportunidad la ficción cuenta la historia de Grace Marks, una joven y pobre inmigrante irlandesa que llega a Canadá, para pronto ser acusada del doble asesinato de su patrón y ama de llaves.

A lo largo de 6 episodios, este drama nos llevará a recorrer todos los caminos posibles que conducen a la posible inocencia o culpabilidad de Grace. Con un tono de crítica social, que bien podría aplicarse a nuestro tiempos presente, la historia pone en foco el rol tan cuestionado y demandado que las mujeres deberíamos tener y tenemos.

La actriz Sarah Gadon brinda una actuación contundente a la vez que sutil. Pero es la verdad que oculta y revela su penetrante y magnética mirada lo que nos mantiene prendidos a la historia que relata.

 

6. The Sinner

Un día de relax junto a su familia, una mujer apuñala a un desconocido hasta matarlo, sin razón aparente. Así sin vueltas arranca The Sinner, la pequeña joya de Netflix protagonizada por Jessica Biel y Bill Pullman.

Pero este inexplicable y aparente caso cerrado se meterá en la cabeza de un detective que llegará a la verdad de todo. No hay mucho que decir sobre este drama que atrapa de principio a fin. Por medio de flashbacks y conversaciones en la cárcel, cada capítulo de esta atrapante historia va arrojando un poco más de luz sobre el caso.

 

5. American Gods

Durante mucho tiempo la colosal novela de Neil Gaiman fue un “proyecto” destinado a la pantalla grande, y últimamente a la televisión. Gracias al talento del showrunner Bryan Fuller (Pushing Daisies, Hannibal) y Michael Green trajeron a la vida este complejo relato.

La premisa es una gran lucha entre los dioses de antaño y una serie de nuevos dioses que se han ido imponiendo entre las masas. Con una puesta en escena excepcional, cada episodio adapta las páginas y los diálogos de Gaiman casi a la perfección.

Mientras esperamos la llegada de la segunda temporada, es una buena oportunidad para revivir la primera una vez más.

 

4. Big Little Lies

No cabe duda que Big Little Lies fue una de las grandes revelaciones de HBO. Al igual que la mencionada The Sinner, esta serie comienza con un asesinato que actúa de disparador de lo que vendrá a continuación. Un suburbio adinerado de California y las intimidades domésticas de cada una de sus protagonistas.

El dicho “cada familia es un mundo” se aplica por completo a este drama que se mete de lleno en una serie de problemáticas actuales como el abuso, la violencia de género, el bullying, entre otros.

Obviamente no podemos dejar de mencionar las audaces actuaciones de Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley y Laura Dern. Hace poco la cadena confirmó una segunda temporada para el show.

 

3. Dark

Vendida como una versión más oscura de Stranger Things, la producción alemana se consagró como una de las grandes ficciones de 2017.

La premisa es simple, unos niños desaparecen en el pequeño poblado de Winden. Pero pronto la desaparición de estos pequeños dejará de ser un mero caso policial para convertirse en un rompecabezas que trasciende las fronteras del tiempo y el espacio.

Con una atmósfera oscura, atrapante y por momentos perturbadora, la trama nos va llevando por todos y cada uno de los personajes, estableciendo lazos y conexiones que requieren gran atención por parte del espectador, pero que al final conectará los cabos.

Podríamos decir que el mayor éxito del show es la amalgama de los distintos géneros que encierra. El drama, el policial y la ciencia ficción, todos logran coexistir en este universo presentado por Dark. Recientemente Netflix confirmó una segunda temporada.

 

2. The Crown

Comenzó siendo uno de los proyectos más ambiciosos de Netflix, y la segunda temporada de The Crown sigue estando a la altura de la primera, pero se posiciona un paso arriba por su capacidad introspectiva.

Esta continuación vuelve a indagar puertas adentro y afuera el reinado de Elizabeth II. Al igual que la primera temporada, esta segunda nos sitúa algunos años después. Los cimientos de la tradición de la monarquía británica tambalean ante la llegada de nuevos tiempos. Y las relaciones al interior de la realeza generan asperezas y tensiones.

Una vez más la caracterización y presencia de Claire Foy son impactantes. Lo mismo podríamos decir de Matt Smith y Vanessa Kirby, quienes interpretan al príncipe Phillip y la princesa Margareth.

Lamentablemente Foy y otros miembros del reparto ya no volverán para la tercera temporada, debido a la necesidad de caracterizar a los personajes con mayor edad. Además trascendió que los protagonistas principales solo habían firmado contrato por dos años. Por eso, como despedida, la actriz brinda una actuación magnética, contundente y que retrata la fortaleza de esta monarca.

 

1. The Handmaid’s Tale

Finalmente, la mejor serie del 2017 fue The Handmaid’s Tale. Una adaptación inteligente, dramática y oscura de la novela distópica de Margaret Atwood.

El escenario nos transporta al futuro, a una sociedad de corte totalitario que se formó en Estados Unidos. Allí, bajo el fundamento de “regresar a los valores tradicionales”, las mujeres “fértiles” son obligadas a formar parte de este régimen, siendo sometidas por los líderes militares que lo manejan, o terminan siendo desechadas si no sirven a los fines últimos de este mismo.

La premisa está más vigente que nunca, desde que la novela fue escrita en 1985. Una vez más la crítica social está a la orden del día, acompañado por un sinfín de temáticas que van desde la libertad, el abuso, la opresión, la cosificación de la mujer, etc.

La puesta en escena, el guión y las actuaciones son excelentes. Y su protagonista, Elizabeth Moss, da una de las mejores interpretaciones de su carrera. Sin duda se consagra como lo mejor que vi este año. La plataforma Hulu ya confirmó una segunda temporada.