Review temporada 2 ‘Daredevil’: cuestionamientos morales vs. justicia vigilante

Hace exactamente un año atrás, Marvel demostró que podía llevar a la pantalla chica una ficción de héroes pero con mucho drama y un tono más oscuro que al que nos tiene acostumbrados con otros shows. Esto lo logró gracias a la producción en conjunto con Netflix, que no solo logró traer a la vida Daredevil, sino que repitió la fórmula del éxito con Jessica Jones, la segunda de las cuatro series que ambos estudios tienen planeados.

Mientras que la primera temporada hizo un excelente trabajo contando los orígenes y el nacimiento del héroe justiciero y su formidable villano, la segunda temporada encuentra a un héroe hecho y derecho con la intención de seguir haciendo justicia frente a los crímenes que azotan a la ciudad de Hell’s Kitchen, New York.

La nueva temporada vuelve a tener en el centro a Matt Murdock (Charlie Cox) un hombre no vidente, cuyos sentidos se encuentran altamente desarrollados, lo que le permite ejercer la justicia mediante las leyes durante el día y bajo una máscara durante la noche. Pero además de lo obvio, la serie profundizó aún más en la personalidad del personaje.

Esta segunda temporada eleva esa complejidad y la contrasta con la llegada de nuevos personajes. Tal como se anticipó en los avances, dos nuevos nombres llegar a la vida de Daredevil: por un lado, Elektra, y por otro, The Punisher.

Jon BernthalEs prácticamente imposible que la serie pudiese superar a Wilson Fisk, el villano de la primera temporada interpretado por el gran Vincent D’Onofrio. En su lugar, decidieron llenar ese espacio con los dos personajes arriba mencionados.

Otra cosa que la segunda temporada también maneja bien es el desarrollo y la progresión de los personajes secundarios. Especialmente a los de Karen Page (Deborah Ann Woll) y Foggy Nelson (Elden Henson), quienes acompañan a Murdock en la búsqueda de la verdad y la justicia a la luz del día. Y que además representan su lado más humano, ya que con ambos tiene una relación que minuto a minuto amenaza con quebrarse.

Como ya mencionamos, Matt Murdock/Daredevil es uno de los personajes más complejos del Universo Marvel. Uno que enfrenta un conflicto moral muy grande debido a su crianza religiosa, un elemento que juega un factor clave a lo largo de la historia. Y algo que lo lleva a reflexionar constantemente sobre el bien y el mal. Y es en este tema donde la segunda temporada mejora, porque no solo pone en tela de juicio el rol del vigilante justiciero en la sociedad, sino cómo la justicia puede ser posible en la actualidad.

Este debate llega de la mano de Frank Castle, aka The Punisher (Jon Bernthal), quien busca venganza por el asesinato de su familia, y Elektra (Elodie Yung), una ex novia de Matt que regresa a su vida tras años de ausencia.

Elodie Yung

Ya mencionamos que la principal regla de Matt es no matar, mientras que para Castle su único objetivo es matar a aquellos que lo merecen, principalmente aquellos criminales que han hecho mucho daño. Lo que termina en una fascinante discusión entre ambos personajes, dejando entrever que no hay mucha diferencia entre lo que hace uno y el otro.

Algo similar sucede con la llegada de Elektra, cuya aparición se complementa con una serie de flashbacks que dejan entrever que ella sacó a relucir el lado más oscuro de Matt, algo de lo que él no está nada orgulloso y que no quiere desatar. Sin embargo, donde hubo fuego cenizas quedan, y no podrá deshacerse de la mujer que tanto amó tan fácilmente.

Daredevil

Ya sea que Matt es o no mejor persona que Frank Castle, o ya sea que es capaz de encarnar la misma oscuridad que los hombres y mujeres que intenta derrotar, no quita la gran cuota de culpa que siente, nuevamente guiada por los ideales religiosos a los que tanto adhiere.

Con excelentes personajes, mucha acción y un poco de romance, la segunda temporada de Daredevil es justo lo que queremos ver. Y como ya mencioné, pone sobre la mesa una serie de cuestionamientos que exceden la ficción y nos llevan a reflexionar sobre nuestros actos como sociedad. En última instancia se trata de analizar si el fin justifica los medios, y es algo que el show pone sobre la mesa para que el espectador saque sus propias conclusiones. Qué más que decir que la espera valió la pena.

Puntaje: Excelente [yasr_overall_rating]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s